Amar en silencio

… y mi único pensamiento, cuando ya te has ido de mi lado de nuevo, es que ahora estoy aquí, en la misma cama que hace escasos momentos compartía contigo. Esta cama que hace unos momentos estaba mojada de nuestro amor, y ahora sólo está mojada por mis lágrimas. Esas lágrimas que corren por mi rostro, y cada una lleva tú nombre, esas lágrimas que llevan tanto amor, esas lágrimas que te echan de menos.

            Díos mío que doloroso es amar en silencio, que doloroso es no poder decirte cuanto te quiero. Siento como mi corazón estalla en mil pedazos, cada vez que recuerdo tu aliento en mi espalda cuando dormimos abrazados. Siento que mi alma se rompe, cuando pienso en como nos amamos. Mis lágrimas no pueden dejar de brotar, cuando simplemente pienso en ti.

            Muchas veces me has herido y creía que ya no podías herirme más, creía que ya estaba por encima de este sentimiento, y te permití volver a mi lado. Pero me equivoqué de nuevo. Esa herida que creía cerrada, ha vuelto a abrirse, este corazón que creía fuerte, ha vuelto a debilitarse… no sé si esto podré pararlo algún día. Porque sólo pensar en no volver a verte, creo morir. Prefiero seguir amándote en silencio, prefiero que rompas mi corazón una y otra vez, antes que mi cuerpo no vuelva a despertar a tu lado, antes que mis ojos no vuelvan a ver tu cara, antes que mis oídos no vuelvan a oírte gemir, antes que tú boca no vuelva a pronunciar mi nombre cuando nos entregamos… antes que mis sentidos mueran por no tenerte a mi lado.

Comments are closed.