En ocasiones veo… lucecitas

¿Quién quiere farolas encendidas en las calles cuando llega Navidad? Pero si con las lucecitas de los balcones ya tenemos solucionado el tema del alumbrado callejero. Ahora, si decido salir por la noche, tengo que ponerme gafas de sol para que no me deslumbren sus continuos destellos, que se enciende y se apagan y que vuelven locas mis pupilas que se contraen y dilatan al ritmo. Y ni te cuento las que dan justo delante de la ventana de mi habitación. Desde hace unos días tengo que dormir con antifaz ¡Y todavía me queda un mes por delante de dormir a oscuras! Que agobio más grande, eso de intentar abrir los ojos y tener la sensación de estar ciega, o si consigo abrirlos cuando me quito el antifaz, comprobar con angustia que al vecino de enfrente todavía no le ha dado por apagar las “piiiii” lucecitas. Que triste que en época navideña no le de al gobierno por poner un impuesto por horteras a los que ponen esas luces de feria barata en los balcones y ventanas.

En fin, queridos maestros del espíritu navideño de feria, que si queréis poner lucecillas, aprended de este vídeo que os dejo aquí y por lo menos… os sacarán en el YouTube.

Pinchar enlace y veréis   http://youtu.be/ojzxvgkB4eY

Comments are closed.