Escatológico

Hoy os dejo con un fragmento del libro “Soy Charlotte Simmons” de Tom Wolfe. Os vais a sorprender de la cantidad de veces que utilizamos como recurso lingüístico las palabras mierda, culo y cagar. Cuando lo leáis quizás os daréis cuenta de lo “cochinotes” que somos a la hora de hablar, y lo peor es que hasta puede llegar a sonarnos normal. Igual cuando leáis esto se os cure el problema de estreñimiento. Empezamos. 

“…para hacer referencia a posesiones (“¿dónde está tu mierda?”); mentiras o explicaciones engañosas (“¿me has tomado por una mierda?”, “no me vengas con esa mierda”); borracheras (“lleva una mierda de cuidado”); líos (“está con la mierda al cuello”); ineptitud (“vaya mierda de defensa está hecho”); indiferencia (“lo que diga ése me lo paso por el culo”); actitudes groseras, desconsideradas o desleales (“vaya cagada le has hecho”); conversaciones fútiles (“no dijo una mierda”,”me contó no sé qué mierda”); historias confusas (“o alguna cagada por el estilo”); drogas (“¿has traído esa mierda?”, ”se puso hasta el culo”); excreciones (“soltar una mierda”); desprecio (“una mierda pinchada en un palo”); sorpresas desagradables (“casi se caga”); casos de ignorancia (“no sabe una mierda”, “no distingue el culo de las pesatañas”); tíos pomposos (“un cagarro como la copa de un pino”, “ese mierdecilla”); situaciones desesperadas (“se ha ido todo a la mierda”); decepciones (“¡vaya mierda!”); estupor (“¡mecagüen la leche”!); cosas inaceptables o incomestibles (“una mierda así de alta”, “sabe a mierda”); estrategias (“no me vengas con esa mierda otra vez”); heces, literalmente (“mierda”); tugurios (“un antro de mierda”); admiración (“un disco que te cagas en las bragas”); largos etcéteras (“y masajes y toda esa mierda”); tíos engreídos (“una mierda”); tíos asustadizos (“un cagón”); expresiones de desprecio (“mandar a la mierda”); exageraciones (“un cerdo que te cagas”); improperios (“se cagó en él”) y situaciones de violencia (“estalló la mierda”, “se les vino la mierda encima”)…”

            Tom Wolfe.

Yo podría añadir la frase típica de los actores para desearse suerte (“Mucha mierda”).

Así que os deseo mucha mierda y… espero que NO paséis un fin de semana de mierda.

Comments are closed.