Libro: «¿Cómo pensar como Sherlock Holmes?

swLibro muy interesante, escrito por María Konnikova, que recomiendo os leáis, eso sí, leedlo solo en el caso de que no hayáis leído antes el titulado “Pensar rápido, pensar despacio”, al que hice referencia el 27 de enero de 2014 en este blog y que podéis encontrar en el apartado Librería.

“¿Cómo pensar como Sherlock Holmes?” toca los mismos temas que “Pensar rápido, pensar despacio” con la diferencia que en este al Sistema 1 (nombre con el que el segundo denomina a la forma de pensar más impulsiva) lo llama Watson, y al Sistema 2 (nombre que le da a la forma de pensar más analítica y profunda) lo llama Holmes. Es tan parecido que incluso en sus páginas 87 y 179 hace referencia a “Pensar rápido…” y a sus autores.

No obstante en este libro podréis encontrar información muy curiosa sobre el cerebro y la manera de actuar de este. Un claro ejemplo lo relata en las páginas que van de la 172 a al 174, que no os voy a desvelar, por supuesto. También os puedo decir que en la página 159 hay un ejercicio que os propone la autora, relacionado con el distanciamiento mental por medio de la visualización, en el que os plantea situaros en un momento en el que os hayáis sentido enfadados, y os hace que podáis mirar dicha situación desde fuera, y no os develo más para que podáis disfrutar del ejercicio.

Libro lleno de buenas, sabias e inteligentes frases y consejos, como el apartado 4. DEDICACIÓN, que va de la página 109 a la 121, que no te dejará indiferente.

Para terminar, os digo que después de leer este libro, o el que os recomendé el 27 de enero de 2014, pensaréis y veréis la vida de forma diferente, y os aseguro que… para mejor.

Aquí os dejo algunas frases del libro, para que vayáis haciendo boca.

“Cuando la mente se enfrenta a muchas exigencias al mismo tiempo no puede abarcarlas todas y el proceso de verificación es una de las primeras cosas de las que prescinde”.

“La distancia mental nos puede hacer más sabios, tanto desde un punto dialéctico como del punto de vista de la humildad intelectual, y mejora nuestra capacidad para solucionar problemas y tomar decisiones”.

“Elige destinar un rato cada día a meditar en el sentido más clásico de la palabra”.

“La mente necesita estar activa, volcarse en lo que hace. La motivación es esencial”.

Y ya vale. Ahora, coged el libro y… a leer.

Comments are closed.