Libro «Pensar rápido, pensar despacio»

DSC_0314“Penar rápido, pensar despacio”. Un libro de Daniel Kahneman, licenciado y doctorado en psicología. Primer  Premio Nobel de Economía sin ser economista por su trabajo pionero a la hora de integrar descubrimientos de la psicología en las ciencias económicas, sobre todo en lo concerniente al juicio humano y a la hora de tomar decisiones en entornos de incertidumbre.

“Pensar rápido, pensar despacio” es su primer libro para el público en general, y contó con la estrecha colaboración de su amigo Amos Tversky.

Este libro me lo recomendó un gran amigo mío que siempre me recomendaba libros interesantes, y cuando me habló de este pensé que requeriría de un auténtico esfuerzo y mucha concentración por mi parte al informarme de quien era el autor. Pero no, me sorprendió gratamente su fácil y amena lectura.

Un libro que nos habla del poder de nuestra mente consciente e inconsciente, que bautiza como Sistema 1 y Sistema 2, los auténticos protagonistas de este libro. Nos relata con ejemplos muy claros y sorprendentes cómo estos protagonistas de nuestra propia inteligencia influyen en nuestro día a día en los momentos más cotidianos.

Había pensado recomendaros algún capítulo concreto del libro, pero me es imposible, pues me decido por uno y seguidamente recomendaría otro y otro y otro y así acabaría recomendando todo el libro. Podría resaltar el capítulo del arrepentimiento, el de la aversión a la pérdida, pero también podría recomendar el capítulo que nos da a entender que todos nos creemos los mejores en muchas cosas, pero que al fin y al cabo todos somos humanos y todos tenemos fallos y aciertos en la vida y en nuestras personalidad. En otra parte del libro nos da una explicación lógica a muchas reacciones y pensamientos que tenemos y que cada uno de nosotros consideramos intuición.

De este libro he aprendido que el pasado, pasado está y que cuando explicamos algo que sucedió, tendemos a deformarlo a nuestro favor. Que el futuro es totalmente impredecible en todos los aspectos, ya que en él influyen infinidad de factores y que el presente es lo realmente cierto sin que se pueda exagerar ni predecir, es lo que hay, el momento.

Un libro muy práctico en la vida que sería interesante poderlo memorizar y aplicar su sabiduría en cada momento de nuestra vida. Seguramente cometeríamos menos errores, aunque, pensándolo bien, seríamos más aburridos.

Mi conclusión sobre “Pensar rápido, pensar despacio” es que es una tontería intentar resaltar algo de él, pues todo en él es interesante, así que sin más dilación os digo, mejor, os pido por favor… que lo leáis.

Comments are closed.