Los sueños reales

Todos tenemos sueños y eso a veces nos mantiene vivos. Hace que cada día nos podamos levantar, a pesar de que no lo haríamos. Si algún día no tenéis ganas de seguir adelante y pensáis que todo es de color gris… ¡no es así! La vida esta llena de oportunidades maravillosas. Es posible que en algún momento se os cierre una puerta, pero cuando esto pase tenéis que luchar para que se os abran dos, tres, o cuatro y si no se os abren ¡Empujad y abridlas vosotros!

            Luchad por vuestros sueños ¡Levantad el culo del sofá! Pues ahí lo único que puede pasar es que se os haga gordo. Buscad el amor, buscad el trabajo… buscad vuestros sueños. Si os quedáis sollozando porque no sois felices, lo único que conseguiréis es que os coja la sombra gris, que muy rápidamente se irá convirtiendo en negra y poco a poco hará que no soñéis. ¡Poneos en pie! Poneos vuestras mejores ropas, vuestros mejores zapatos, levantad la cabeza, salid por esa maldita puerta y decid “¡Allá voy!”.

            Vuestros sueños están fuera, no están en la puerta de tu casa esperando poder entrar, no, tenéis que salir a buscarlos. Ese trabajo que os gustaría realizar, eso que os gustaría estudiar, esa persona que os gustaría conquistar ¿Por qué no? Igual algún día salís por la puerta a buscar ese trabajo, a cursar vuestros estudios soñados, y al salir a la calle, allí esté… esa persona especial.

            Confiad en vosotros, confiad en la vida, confiad, pues mientras viváis… todo es posible.

            Que bello es soñar.

Comments are closed.