Mamá, ya no quiero ser Ministra

No quería hablar de política en este blog, pero la impotencia y la desesperación de muchos españoles me puede.

             No quiero desvelar mis ideales políticos, más que nada porque me gusta respetar las ideas de cada individuo y que respeten las mías. No me gusta meterme en muchas polémicas, pues creo que en el fútbol y en la política no hay que discutir, ya que cada uno defenderá lo suyo y al final, si hay suerte, no habrá ostias, y cada uno se irá por su camino conforme vino y siendo del mismo equipo o del mismo partido político.

            Hoy no voy a defender ni a culpar a nadie de todo lo que está pasando en España, simplemente lo dejaré a vuestro criterio, haciendo un pequeñísimo resumen de varios casos de corrupción que van saliendo a la luz cada día, y ya no con cuenta gotas, sino más bien a raudales. Cada día nos despertamos con un caso nuevo y cada vez con más suciedad (por decirlo de un modo educado) por medio.

            Sr. Carlos Dívar, Presidente del Tribunal Supremo y Consejero General del Poder Judicial. Pagándose viajes (creo que unos 32) a cargo de los Presupuestos Generales, es decir con el dinero que todos nosotros pagamos a modo de impuestos. Viajes de muchos miles de Euros, sin poder justificar que fueran necesarios, ni de trabajo, y con un séquito de personas que ni un Jeque árabe se atreve a llevar.

            Sr. Rodrigo Rato, expresidentes de Bankia, y que anteriormente ocupó cargos muy importantes tales como Director Gerente del FMI y Ministro de Economía; mi querida amiga la Sra. Salgado, exministra de Economía, a la cual ya tuve el placer de hacerle un pequeño homenaje hace unos días (Artículo: “Mamá, quiero ser Ministra”); Sr. Fernández Ordóñez, exgobernador del Banco de España. Esto por nombrar a los más conocidos (seguro que me dejo muchos). Falsean contabilidades de varios bancos que estaban hundidos en la miseria, a los cuales les pusieron números muy positivos, todos dieron el visto bueno y… ale a crear Bankia. Así cuando se descubriera el pastel de números rojos, el Gobierno no tendría más remedio que rescatar a todos estos banco unidos, o nos íbamos a la mierda diez millones de españolitos.

            Francisco Javier Guerrero Benitez, Director General de Empleo de Andalucía. Otorgó subvenciones a empresas de hermanos de Presidentes andaluces y otras muchas, a dedo. Y lo más gordo, se otorgo una subvención de más de ¡un millón de Euros! a él mismo y a su chofer Juan Fco. Trujillo, para crear dos empresa de granjas de pollos, y que al final fueron gastados en cocaína, prostitutas y copas… menudos pollos.

            Antonio Fernández García, PSOE, exconsejero de empleo de la Junta de Andalucía. Implicado en el caso de los ERES fraudulentos “Fondo de reptiles”, el cual constaba de alta en una empresa desde el día en que nació… angelico. Otro implicado, Francisco Rodríguez Danaire, del PSOE. Otro, Ramón Polo, del PP. Otro, Antonio Rodrigo Torrijos, de IU. Otra, Cristina Ruiz, candidata por el PP a la alcaldía de Córdoba, consiguió que su padre fuera incluido en un ERE de una empresa para la que nunca trabajo.

            Y voy a parar ya o este artículo se hará interminable, y una vez me aconsejaron, que sintetizara más, que Internet tiene otro timing.

            Así que termino. Os dejo para que podáis analizar, o mejor dicho, digerir este pequeño ejemplo de corrupción de todos los colores.

            ¡Ay, por Dios! Se me olvidaba nuestra querida Andrea Fabra, hija de Carlos Fabra, sí ese que tiene impunidad total, que es Diputada del PP por Castellón. Joder, pues me voy a despedir de vosotros diciéndoos que paséis un buen día y… ¡Que os jodan! La única diferencia está en la l del ¡Que los jodan! De la Sra. Andrea. Pero, como cambia esa l según dónde, en el momento y en el contexto donde se diga…

            Venga, gracias por vuestro tiempo, disculpad y de verdad, que tengáis un buen día… si podéis.

Comments are closed.