Me quiero independizar

Mi hijo lleva una temporada diciéndome que se quiere independizar. Yo no le hago mucho caso y le digo que vaaaale que cuando quiera. Pero últimamente se está poniendo burro de verdad. Hace unos días me dio tanto la vara que decidí escucharlo seriamente. Me propone que en el piso en el que vivimos los dos, que es bastante grande, pongamos unas paredes de pladur y así tener cada uno su territorio, lo que se dice estar juntos pero no revueltos. Y como está estudiando, pues el tema económico… y ahí puso carita de pena.

Y yo pienso. Sus ingresos son escasos, pues cuenta con la pequeña paga que le dan su abuelo y su bisabuela, con la que tiene para sus gastillo. Yo corro con los gastos más importantes para su subsistencia del día a día.

            He decidido que nos vamos a reunir y hablar muy seriamente, quizás la reunión la tengamos hoy. Mi propuesta será la siguiente: Te puedes independizar cuando quieras, por mi no hay problema, pero piénsatelo bien. No tienes ingresos suficientes para mantenerte. No vale decir “Me independizo” y luego que vengas a que la mamá te lave la ropa, te haga la comida y cuando te haga falta dinero pongas la manita para que la mamá te “suelte la mosca”. Cuando uno tiene cojones para independizarse, lo ha de hacer con todas las consecuencias. Empezar su vida con sus propios medios, con capacidad de organización suficiente para que su casa no se convierta en un caos. Como eres mi hijo, la mamá siempre te estará observando de cerca, sabes que nunca te dejará caer del todo. Llegado el caso, te rescatará (ahora que la palabreja está tan de moda) pero sólo cuando la cosa esté muy apurada, pues tú tomaste una decisión y has de asumir las consecuencias y los gastos correspondientes. Quizás cuando te des cuenta ya no puedas volver atrás.

            Y yo pienso… “¿Se estará convirtiendo mi hijo en un independentista?”

Comments are closed.