Thank you friend

ellosHoy quiero empezar pidiendo disculpas por el artículo del lunes. Realmente fue horrible, y el chiste no os digo “na”… aunque os aseguro que contado en vivo gana mucho. En fin, un mal día lo tiene cualquiera. ¡Ah! Y gracias por no haber hecho ningún comentario, podría haber sido muy duro. Yo misma me he dado cuenta de la “caca” de artículo que hice. Corramos un tupido velo.

Y aclarado esto os dejo con el de hoy que va dedicado a un adolescente encantador.

__________________/

THANK YOU FRIEND

 

Kunaal, un chaval que ha cautivado totalmente mi corazón. Con tan solo catorce años ha sido capaz de llenar muchos espacios. Hoy estará ya lejos de aquí, a muchos miles de kilómetros. Ya está junto a los suyos, que después de tres meses lo habrán recibido con toda la alegría y cariño que han guardado para él durante todo este tiempo.

Tres meses en España con un tutor que ha hecho de padre, de amigo, de hermano mayor y de entrenador personal de tenis. Una persona tan fantástica como el mismo chaval, que, a pesar de lo difícil que ha sido, ha sabido cubrir todas y cada una de las facetas y tareas que se propuso.

La primera vez que me lo presentaron ya me pareció encantador pero en las posteriores veces que tuve la suerte de estar con él me “enamoró” definitivamente. Ayer volé con él desde la imaginación, en ese avión que lo devolvía a su casa, a su país, deseando que llegase sano y salvo a su destino. Me lo imaginé contento por volver con su familia y triste por dejar aquí a otra familia, la española. Y sobre todo triste por dejar a su gran compañero de bailes espontáneos en casa con los pijamas puestos; de peleas de cosquillas; de charlas interminables que lo han hecho un hombrecito. Tantos recuerdos quedan atrás guardados en su memoria y en su corazón… instantes memorables de gran chef cuando hacía la cena o cuando me preparó unos maravillosos espaguetis con nata el día que los acompañé a un torneo; momentos nadando en la piscina con vistas al mar en casa de su abuela española; escapadas a torneos de tenis de los más importantes de España.

Kunaal no cambies nunca, sigue igual de extrovertido, sigue igual de alegre. Espero que la vida te guarde grandes alegrías y grandes oportunidades que seguro vas a aprovechar. Y que sepas que esa persona que ha estado día y noche a tu lado seguro te echa mucho de menos. Está claro que el tiempo pasa y la tristeza de tu ausencia irá disminuyendo pues el día a día no deja mucho tiempo para pensar. Pero cuando la tranquilidad llega… la nostalgia de tu presencia se hace muy latente en el corazón de tu compañero de fatigas, Fer.

Kuni, te queremos. Y como solemos decir en lenguaje “whasapero”… “We hope C U soon”.

Comments are closed.