Una gran mujer

MARAyer desapareció de este mundo una gran mujer. He hecho tantos homenajes y menciones en este blog a personas que nunca he conocido pero que me han tocado el corazón, que… cómo iba a dejar de dedicarle un espacio en “sicilianoesunaisla” a una de las mujeres más fantásticas que se ha cruzado en mi vida.

Ayer le di el último adios a la fuerza personificada. 97 años de lucha, con guerras vividas en el mundo y en su vida de las que siempre salió vencedora. La matriarca de una familia que no ha consentido dejarla hasta que no ha visto a todos sus miembros sanos y salvos. Cuando ayer cerraron su última puerta, le dije: “Adios María” y en ese momento supe que iba a ser difícil, mejor dicho imposible, que alguien la sustituyera. Pero nos deja un gran legado, su paso por nuestras vidas y todo lo que hemos aprendido de la abuela María.

Me vinieron a la cabeza tantas imágenes de ella… Los veranos en la casa de la montaña y sus tertulias en la terraza con vistas a un gran ficus, los inviernos en su sillón orejero, la Nochebuena rodeada de todos nosotros y siempre pendiente de cada movimiento de los hijos, de los nietos, de los biznietos. Sé que todos tenemos a alguien especial que en algún momento se nos ha ido para siempre, a mí me pasó ayer y tengo la suerte de tener este rinconcito para poder escribirle unas sencillas palabras: “María esto va para ti. Te hemos querido, te queremos y te querremos siempre… Gracias”.

Comments are closed.