Urdangarin el Hurgador

Con lo bien que me cae la Reina y la está fastidiando. Me parece fenomenal que apoye a su “inocente” hija, esposa de un “presunto” estafador, pero creo que tendría que separar a la familia real, me explico, madre, padre, hijo, nietos, yernos, etc. etc., de la familia Real con mayúsculas. Pero qué imagen está dando a los que pagamos sus gastos con el puto sudor de nuestra frente. No se da cuenta de que está apoyando a alguien que está imputado por estafar a las arcas del estado, y por consiguiente a los bolsillos de los “arruinados” españoles, a través del instituto llamado Nóos, que se suponía una organización sin ánimo de lucro.

Puedo llegar a entender un apoyo privado, quizás yo con mi hija haría lo mismo, no así con mi yerno que le hubiese pegado una buena patada en los huevos y al que tendrían que ir a visitar al hospital sería a él (y con esto no quiero promover la violencia, Dios me libre). Pero un apoyo público, joder “reina” no te pases, que estamos todos demasiado “chungos” para que tú también nos vayas refregando por los morros lo de “que familia más unida”, no me toques los cojones… Quizás te lo podría perdonar si el “queridísimo” yerno devolviera hasta el último Euro que “presuntamente” nos ha “chorizao”, pero en estos momentos creo que no procede la foto de la “familia feliz”, más que nada es que no me lo creo. Así que encima no pienses que somos tontos por partida doble. Primero, por permitir todo lo que estamos permitiendo y segundo porque te creas que nos tragamos lo “unidos” que estáis.

En fin “reina mía” que mejor empieces a adoptar un papel realmente “real”. De puertas para adentro de tu bonito palacio (que pagamos nosotros) te permitimos que perdones, pero cuando salgas a la calle guarda las formas y empieza a comportarte ante nosotros como una Reina, que es para lo que te pagamos. Y tú Urdangarin deja de hacer “visititas” de “cuanto quiero a mi suegro, el Rey”, y lo que has de hacer es dar la cara, ser un tío con un par de “balones”. Asume lo que has hecho, devuélvenos las “pelas” y quizás el año que viene te dejemos que “vuelvas a casa por Navidad”, aunque pondremos el monedero a buen recaudo, no vaya a ser que recaigas.

Comments are closed.