Válgame Dios.

dm1Hoy tenía previsto comentaros un libro, pero como otras veces ha pasado, la actualidad prevalece ante cualquier otra cosa en este blog, y más esta actualidad tan horrible que es la guerra en Siria, a la que no puedo, ni quiero, dar la espalda y no dedicarle unas líneas.

El Papa Francisco ayer en vez de encomendarse al Señor, se encomendaba a los “Señores” del mundo, llámense ONU, llámense Obama, llámense Cameron, llámense como “Dios” quiera.

Hoy los “Señores” han enviado a Siria, más concretamente a Ghuta donde hace cinco días murieron más de 1400 personas en un abrir y cerrar de ojos, a médicos y químicos que no saben ni lo que se van a encontrar. Yo se lo digo… con el horror más absoluto.

Así que con el polvorín que hay por esa zona montado, en el que El Asad dice que han sido los opositores los que han lanzado armas químicas, los opositores dicen que ha sido el gobierno; Rusia y China dicen que cuidado con lo que la ONU hace por la zona; Irán les recuerda que hay una “línea roja que no hay que cruzar”; Israel advierte que tendrá el “dedo en el gatillo” por si acaso se desmadra más el asunto y ha de atacar a quien sea; y para que no falte nadie en la reunión, tenemos también a Al Qaeda que amenaza con atacar a la minoría musulmana en Siria, en venganza del ataque de El Asad contra el distrito de Ghuta. Parece ser que nadie se quiere perder el espectáculo y todos quieren participar. Lo malo es que este espectáculo no es tal, es la realidad, que como siempre se dice, supera la ficción…

En resumen, que visto lo visto, esta vez voy a ser más creyente que el mismísimo Papa, y según he analizado el panorama, no veo otra solución, y no me queda otro remedio que…encomendarme al mismísimo Dios Nuestro Señor.

Comments are closed.